Personal: Mis anécdotas de Furgón

Escrito por: Sebastián

amigos quería publicar algo más dicharachero y personal. yo se que esto les va a gustar, yo sé que sí. aaaaaaa ya vaya a buscar algo pa comer porque comer siempre es bueno. ojalá me lea acostado obvio (como siempre) y comiendo cosas bacanes como pan con palta y el queso crema COMER ES UN HIMNO.


pucha yo de primero básico hasta como sexto me fui en furgón. lo confieso NO ME JUZGUEN NO ES PARA TANTO y no me puedo quejar porque yo ahí reinaba. era un totalitarismo amigos porque yo soy el rey de todo.

primero todos me daban colación y ni les pedía. la comida siempre presente en mi vida. me alegra mucho eso, comer comer comer y jamás engordar. yo creo que es como el budismo, un estilo de vida.
aparte hacia harto humor y tenía mi propia sección que se llamaba la pregunta del día que consistía en plantear una pregunta y que el público la tenía que responder llamando a un familiar vía teléfono celular. siempre formando parte del espectáculo y de las cámaras yo.

ahora viene lo secreto. es que ¿cachan que los asientos de los furgones tienen como un cuero que los cubre? no sé si me estoy expresando bien pero es como la ropa del asiento. bueno yo tenía una gigante adicción a moderlo mientras la tía xexi se bajaba a buscar a los niñitos. pucha llegó a tan magnitud las mordidas que rompí todo el cuero del asiento y la tía estaba convencida que la culpa la tenían las mochilas con el roce.
así me lleve como seis años. rompiendo cueros. anarquismo. sigilosamente. espías. james bond. servicio secreto.

un poco después la tía empezó a llevar a niños de jardín que me caían tannnnnnn mal, eran tan desagradables aparte eran como veinte. olían ídem y la legal es que me superaba. pero habían dos niñitos tormenta. oy los ktm pa pesados por la cresta. insoportables. uno se llamaba vicente y otro donovan. TE CAGARON JEVI CON EL NOMBRE TONTORRÓN.

era tal mi desagrado que cuando ellos me hablaban yo no los pescaba y ni siquiera les dirigía mi mirada y palabra. me caían terrible. DÍGANME QUE NO ES BACÁN MOLESTAR A UN CABRO CHICO PESAO DE CINCO AÑOS. bueno esto resume todo. a los dos niñitos les pegaba caleta pero no se ponían a llorar nunca. eran súper fuertes. ay amigos no osen en defenderlos porque ustedes no vivieron esto.
vicente y donovnvnvban ojalá nunca encontrármelos caminando. yo se los digo ni siquiera estiraría la mano pa saludarlos si los viera. eso que a mi me carga saludar más encima.

también tengo otra historia. cuando era chico me hice poop poop y justo eran las seis de la tarde pos. la tía me fue a buscar porque recién había salido del colegio y pucha estaba todo poopeao. subí al furgón como un KiiNG y me senté. pero justo ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhí sentí toda la sorpresa. en el furgón se respiraba un ambiente turbio y era inevitable no decir: "oooooo está como hediondo acá oye" o "mmmmmmmmm de afuera debe ser". mucha era mi desesperación así que abrí la ventana haciéndome el tonto. NO ME VAN A CREER PERO PASÉ ASÍ TODO EL CAMINO AMIGOS. NADIE CACHÓ. LLEGUÉ A MI CASA Y tenía todo lleno de sorpresa. hasta la espalda, hasta el cuelloHAHAHA. de ahí no seguiré porque pa que.

amigos con esto termino denme un chiquitito. actualicé el look del blog un poco, quizá las mejoras no son tan notorias pero están llenas de amor. los insto a cachar qué onda.
EEEEEEEEEEEEEEEEE.

ese fue el post de hoy, más anecdótico que antes, no se olvide de sacar fotos. escuchar harta música y dormir todo el día porque es re necesario para recuperar energíELLA. una vez dormí todo el día te juro.
bueno eso. déjeme su comentario y tomemos las anécdotas con altura de miras. saludos.