Lanzamiento Fuera de Campo: Los Dënver dieron una fiesta

Escrito por: Nicole Pizarro

no tengo mucha idea de qué decir en este texto de presentación, pero bueh, soy nicole (nick, nicki, nickelodeon, rulos, sunhead, llámeme como quiera) y vengo a colaborar por vez primera con el amigo seba, porque loquero y porque su blog está súper cachilupi (cosa que no me obligó a decir [o quizás sí, un poco {naaah, mentira}]) la cosa es que este blog está muy entretenido, simpático, fresco, muy y es por eso que espero andar por aquí de vez en cuando contándole de cualquier tontera, cosas buena onda de alto interés para gente jovial. como yo. COMO USTEDES. VAMOS CON LO QUE NOS CONVOCA: LOS DËNVER LANZARON "FUERA DE CAMPO" Y REALMENTE, DIERON UNA FIESTA. 


y bueno, con este humilde post, doy por inaugurada la sección MAGNOEVENTO, que esperemos los llene de sorpresas y cosas maravillosas sobre lo que está pasando por aquí por allá. 
hace alrededor de dos meses con el lanzamiento del single “revista de gimnasia”, dënver daba el primer guiño de lo que sería su tercer álbum fuera de campo y nos dejaba con las expectativas por el cielo, y es que la canción, de una fuerza disco desbordante, impresiona y hace bailar. el disco este mes fue un hecho (en formato digital) y al escucharlo —cual mamá en graduación de cuarto medio de su hijo— no te queda más que pensar “pucha, que crecieron rápido estos cabros”.  y es que con fuera de campo, dënver da un paso más allá, revistiendo su música de arreglos orquestales, que van desde un paseo intenso por bajos y percusiones que dan lugar a canciones altamente bailables hasta un romanticismo pop en el que destacan cuerdas y vientos; todo esto sin dejar de lado la identidad de la banda: letras que encarnan a ambiguos personajes, intertextualidad con contextos como el cine y la gimnasia, esa fuerza única que nace de la sinergia entre mariana y milton y que hoy, para que andamos con cosas, si se está poniendo buena.
el pasado sábado fue el concierto de lanzamiento de dicho disco y no puedo sino decir que estoy contentísima y aún muy emocionada por lo que vi arriba del escenario, y es que cuando una banda planifica realmente un show, se nota y se agradece. la puesta en escena tuvo de todo: ambiente, orquesta, músicos invitados, canciones de sus anteriores discos “totoral” y “música, gramática, gimnasia”, conversación, coqueteo y mucho baile.



con el teatro repleto, bordeando los 900 asistentes, se dio inicio al show, que desde el comienzo tuvo una onda prometedora, pues arriba del escenario, teníamos no sólo a milton y mariana, sino también a una orquesta de cámara y a los músicos de la banda. la decoración también hablaba, al mirar el escenario daba la impresión de estar entrando al hall de una casa antigua, con lámparas lágrimas, un perchero para abrigos, alfombras y mesitas con rosas ubicadas al lado de cada uno de los músicos, lo cual tuvo mucha coherencia con la atmósfera que trasmite el legendario teatro cariola. por otra parte, la iluminación fue simplemente una fiesta, todo increíblemente planificado, luces que cambiaban de color y dirección, según la canción o el músico donde estuviera el foco, pasando por momentos tanto tenues como estridentes.




más que un concierto, los dënver dieron esa noche una fiesta y lo tenían todo muy bien planeado: junto a la orquesta recrearon la producción del disco, entregándonos cada canción en su más puro formato. asimismo hicieron un paseo por alguno de los temas más queridos de los anteriores discos: miedo a toparme contigo, insistes en volver, olas gigantes, lo que quieras, diane keaton, los bikers. más, no sólo brillaron como dúo, el concierto dio lugar a performance personales: milton se lució, especialmente, bailando y cantando “tu peor rival”, mientras que mariana hizo una interpretación muy bonita de “insistes en volver”. pero así, como estos temas tuvieron un toque personal, también se dio lugar a otras perspectivas: el primero en subir al escenario como invitado de esta fiesta fue cristóbal briceño, quien interpretó junto a los chicos “concentración de campo”, maravillosa canción del nuevo disco en la que fue colaborador. luego, un sorpresivo coiffeur los acompañó en la guitarra para rememorar “los bikers” y casi al final del show, un tímido töm de prehistoricos, subió al escenario para acompañar a los chicos en otro de sus hits del “música, gramática, gimnasia”: “lo que quieras”.

no me queda más que decir que al concierto no le faltó nada, pero nada: los chicos hicieron sentir al público parte de esta fiesta conversando sobre lo que sentían, las canciones, contando incluso que quebraron relaciones con feria music y editarán el disco físico de manera independiente; la picardía y sensualidad también tuvo parte: a ratos coquetearon entre ellos, respondieron los piropos de ciertos fans que aprovechaban los silencios entre canciones, mariana apareció a la mitad del show con un vestido negro que realzaba, muy positivamente, su figura y milton bajó del escenario saludando y bailando entre los asistentes de la primera fila. sin embargo, el broche de oro de este show, estuvo al final, cuando los chicos dejaron los micrófonos de lado, se pararon al medio de la pista y deleitaron al público con una graciosa coreografía disco para luego regalar las rosas rojas que eran parte de la decoración al público. (yo me lleve una, jjjjj) Y es que al parecer los dënver están haciendo las cosas bien, y lo mejor de todo, pasándolo increíble.

AHORA PUEDEN VER LAS FOTOS DE LOS MEJORES MOMENTOS EN EL TEATRO CARIOLA: