Strike a Pose: El estilo de Harry Styles, por Gonzalo Meirelles

Hola chiquillos y chiquillas, hoy les traigo otra entrada para Strike a Pose que está buena, pero buena buena. Quisiera hablar desde la envidia porque de verdad que envidio a Harry Styles de One Direction. Las razones son  varias: la primera, porque tiene mi misma edad y la genética siempre lo mantiene delgado. Segunda, porque se comió a la Cara Delevingne, y la tercera, porque también tiene un estilo bacán. En este último punto me detendré.

Como su apellido lo indica, este cabrito es el más estiloso de todos los pendex de One Direction. Su pelo medio largo y rizado ya es una marca registrada que lo caracteriza. De hecho, creo que es lo que más saca suspiro entre las lolitas que lo aman.

Al igual que nuestro jefe de acá en Oldiegrant, es delgadito como una pajarito y se puede tomar la licencia de ocupar jeans y pantalones mega apretados. Definitivamente este tipo de pantalones ceñidos al cuerpo son los peores enemigos para quienes tengan un abdomen prominente y varios, pero varios kilitos de más. Sin embargo, quienes sean extremadamente delgados de las piernas tampoco resultan favorecidos porque más de estilizar la figura, evidencia con ridiculez la extrema delgadez.


Harry, siempre acostumbra vestir de dos formas, casual o semi formal. Cuando quieren andar de la mano con sus conquistas utiliza jeans desgastados, camisas a cuadros bien claras, zapatillas y un polerón. Súper relajado y dejando en claro que con la percha que tiene se puede poner hasta un saco de papa.

Cuando tiene que ir de invitado a algún programa de televisión o solo para tirar pinta, siempre ocupa pantalones oscuros, zapatos de vestir bien puntiagudos y camisas pegadas al cuerpo. Claro, si es invierno acompaña esta tenida con un abrigo largo y uno que otro pañuelo. Si es verano, reemplaza las camisas por poleras de cuello ancho y un blazer livianito porque en la noche refresca, como decía mi abuela.


Pucha y como Harry es famoso, no sólo es invitado a programas de televisión para preguntarle quien besa más rico; si la Cara o la Taylor, también tiene que asistir con su grupete de amiguillos a alfombras rojas de diferentes premios. Considero, que él es el más tradicional a la hora de ocupar un traje puesto que rara vez sale del riguroso negro de sus pilchas y accesorios. Lo único malo, es que no se saca los pitillos ni para ir al baño, pero puta, igual es perdonado porque todavía es cabro chico Tocopilla.

No puedo pasar por alto otra cuestión que se debe señalar si estamos hablando de Harry; los tatuajes. Ya, me tiraré a toda las cabras chicas encima pero NO ME GUSTAN SUS TATUAJES. O sea, no son feos pero tampoco la gran maravilla. Estos cabros tienen TANTAS, PERO TANTAS LUCAS que no entiendo por qué no se hacen una marca decente y prolija en sus cuerpos. No sé, yo creo que para él y los demás integrantes de su grupo la idea de sus tatuajes es hacerlos ver rudos y machos alfas, pero NO chiquillos, están bien equivocados, sus tatuajes son caneros como los del Justin, la Miley y la Rihanna; puros amigos míos.


Espero que les haya gustado este breve análisis del estilo de Harry Styles y bacán, es una súper buena opción querer imitar su pinta. Sólo deben dejar el pan con mantequilla, conseguir una camisa a cuadros, pantalones pitillos y unas zapatillitas Converse blancas. De esta manera, demás podrán encontrar a una TEILOR PÉREZ O A UNA CARINA ZAPATA en las calles de nuestro querido Chilito. Antes de irme los quiero dejar con un cuadro de Tiziano Vecellio y desearles una súper buena semana. Los amo, soy de allá, de la galería, de ustedes.