Strike a Pose: Jean Paul Gaultier Spring Summer 2014

Escrito por: milk

Por Constanza Pizarro (@_milkteeth)
14/01/14

Hola cabros, amigos ¿a dónde están? Ya, muy fome. Hoy día, después de unas largas vacaciones de 12 días, vuelvo con todas las pilas marca A Cuenta recargadas a Strike a Pose a hablarles de moda, obviamente. Para empezar, les cuento que como soy una persona vintage, decidí realizar este postcito acerca del desfile de Jean Paul Gaultier S/S 2014 –recordemos que ahora se están presentando los pre-fall y de los cuales ya hablaremos próximamente jeje-. Principalmente decidí hablar de este runway show porque hace poco volví a verlo y me dije “wa, pucha que es bacán, se merece que sea recordado por el resto de los días de nuestras vidas, amén”, así que me estoy arriesgando a que me tiren piedras vía Internet y me juzguen por no ser trendy o que el Gerente me despida o ambas cosas, pero mi amor por Gaultier y este desfile en particular es más grande así que vamos con el show.

Si no cachan como son los desfiles de Jean Paul Gaultier se han perdido la mitad de su vida, porque no es el típico show en donde las skinny bitches de las modelos caminan luciendo bellas y listo chao, sino que estos desfiles son muy entretes. De hecho admito que a veces me aburro viendo desfiles simplemente por el hecho de que no me llama la atención porque son muy planos –música fome, decoración fome o que la ropa sea fea y zzz-, pero nunca –NUNCA- me he aburrido con algún show de Jean Paul, así que les pido que cuando terminen de leer este post vean el video del desfile, les prometo que no desperdiciarán ningún minuto de su vida.


Lo primero que se ve en el show es una mesa de jurados, la cual es presentada con una música onda disco de los Bee Gees –creo- y atrás de ellos se encuentran las modelos, llevando números, ya que se supone que se presentarán bailando catwalkeando danzantemente ante los jueces, y bueno, pasan por la runway tirándose unos pasos felizmente por la vida, como si estuvieran en un comercial que usara de fondo I’m walking on sunshine woo-ho, hasta que llega Coco Rocha con un look muy andrógeno a lo Danny Zuko -de la película Grease- y se pone a bailar esa canción You’re the one that I want (chupa la callampa woo ho ho) y simplemente admiro a esta mujer, porque bailó con sendos tacos y haciendo muchas acrobacias que yo ni con la mente los hago. Otro hito que hay que destacar, es cuando aparece la fabulosa de la Karlie Kloss tirándose unos pasos como al estilo del video de Vogue de Madonna y muchas cosas bacanes más ocurren a lo largo del show, pero aquí les dejo la tarea de que sapeen el video, ya no tiene gracia que se los describa más.



Ahora parlemos de la ropa –que es lo más importante-. Principalmente la ropa está fabricada de cuero. Si bien no soy una fan al 100% del cuero, debo admitir que las piezas que Gaultier diseñó son muy bellas, corte limpio y novedosos, sobretodo los vestidos hechos de este material –de hecho algunas piezas se ven muy góticas, lo cual me encantaron ya que así somos las darks de alma-. Lo otro que hay que destacar es también el uso de las transparencias, los estampados y por sobretodo la gama de colores que se ven a lo largo del desfile: Primero negro, luego pasamos a un rosa piel pastel, después al blanco, a los tonos más metalicos, más adelante al rojo y bueno podría seguir así todo el día. Si hablamos en general de los diseños, se podrían decir que son muy arquitectónicos -¿han cachao que siempre cuando analizan una colección dicen eso? Pues ahora se merece que diga esto por más que me tenga chata el término y qué- y que si usted es un fan o ha visto algunos desfiles de Gaultier, se podrá dar cuenta que se sigue percibiendo la esencia de él, esa esencia elegante/chic/masoquista que –prácticamente- es su firma al diseñar. Lo más interesante es que la ropa se “adapta” al género musical en el cual se presentan (lo cuál hace al desfile más llamativo y sobretodo a la colección).Para terminar diré lo más importante que yo concluí al terminar de verlo: Que si bien el show tiene mucha challa y baile, aún así no opacan sus diseños, los cuales resaltan individualmente a la vista de todos.