Problemas del primer mundo: la depilación femenina es fome


Por Constanza Pizarro (@_milkteeth)
18/04/14

Después de un receso largo de 3 semanas aproximadamente, he vuelto a las oficinas de OG a escribirles obviamente, pero esta vez no sobre estilo de tal famoso o sobre las tendencias que se ven en las pasarelas, sino que hemos decidido como compañía hashtag ELLA de ampliar nuestros horizontes a temas más ad hoc a nuestra juventud. Hoy día les vengo hablar de un tema bastante polémico, pero a la vez simple y el que no entiendo por qué nos hacemos tanto problema, les vengo hablar sobre la depilación.

SÍ, LA DEPILACIÓN, SUPER TONTO EL TEMA *ironía*, pero encuentro que tiene un trasfondo mucho más amplio del que nos imaginamos. Desde chicas siempre hemos estado rodeadas de mensajes subliminales –entregados por las personas que nos rodean (mayoría mujeres) y los medios masivos- sobre el hecho de que estar pelúa está mal. Siempre hemos visto en las películas gringas a las mujeres depilándose o cuando los paparazzis registran a x famosilla que no se ha depilado el ala, las piernas o el bigote, y en este último caso la mayoría de la gente se burla por ese motivo y prácticamente lo consideran una falta grave a la moral. Un caso, como ejemplo, sería cuando se registró a Lana del Rey toda bigotúa en un evento de H&M, o cuando le cerraron la cuenta de Instagram a la fotógrafa Petra Collins por subir una foto de ella sin haberse hecho el rebaje –el que cacha, cacha-. También nos han enseñado –de forma errónea- que no depilarse es un sinónimo de poca higiene, déjenme decirles que todos estos conceptos que nos hemos creado gracias a la sociedad están equívocos. No depilarse no es malo, no te hace menos femenina y tampoco te hace una persona sucia. No porque no te depiles la axila significa que no te bañas a diario y tampoco no porque no te depilas las piernas o las cejas es porque te despreocupas de tu imagen, ¡No! Creo que en este tema, tanto hombres y mujeres tenemos la culpa.


Los hombres –o la mayoría- quieren a una mujer “ideal” –la cual nunca ha existido y nuncanuncanunca existirá (lo siento por romperles la burbuja chiquillos)- y tienen esa idea de que una mujer perfecta es igual una mujer depilada en cada rincón de su cuerpo, aparte de todas las otras “exigencias” que nos piden la mayoría de ellos –en el caso de las heterosexuales-. A lo que voy es que el hombre ha generado esto gracias a esa “idealización” hacia la mujer que el mundo les  ha entregado a través de la tele, las revistas y las películas de esas épocas, y la mayoría de nuestras antepasadas, mujeres sumisas bajo el poder patriarcal y con moño agashao, aceptaron esta “tendencia” de depilarse todo sin reclamo.

Igual los hombres sufren respecto al tema de la depilación –o la minoría- ya que sí un hombre se depila y no es deportista, modelo o actor porno, se le juzga de ser “amanerado”, “afeminando”, “fleto” y todas estas palabras con una intención peyorativa por parte de sus pares. Lo que más me molesta es, primero, que al igual que las mujeres, los hombres pueden hacer lo que se les plazca con su cuerpo y si se depilan o no, es cosa de ellos,  lo otro sería ¿Qué tiene de malo ser “afeminado”? ¿Acaso ser mujer es malo?

No les estoy diciendo que depilarse es un acto en contra de las mujeres y a favor de los hombres y a esta imagen generalizada de la mujeres –a todo esto, les digo que yo me depilo- solo quiero decirles que no depilarse no es malo y que no deberíamos sentirnos mal si andamos con shores o vestido y se nos ven los cañones de las piernas a 3 metros sobre el cielo. Sé que deben decir “Ay hueona qué feminista” o me deben de considerar una “feminista al peo”, la verdad es que me da lo mismo, no me considero feminista, solo digo que si los hombres pueden andar como monos pelúos por la vida ¿Por qué nosotras no? y también que una puede elegir si sigue los canones de bellezas impuestos o no, si tú quieres depilarte, depílate, pero tampoco es tu obligación o un deber hacerlo. Si tú quieres maquillarte, hazlo, no hay problema, yo y millones de mujeres lo hacemos, pero si no quieres está bien. Si quieres usar lo último que está a la moda, úsalo, pero si te sientes incómoda o no te gusta  igual te verás bonita con lo que te hace sentir más cómoda. Toco este tema porque a esta alturas de la vida, con 17 años, se nos ha impuesto la idea de que ser “femenina” y “bella” es sinónimo de andar maquillada, con dos metros de largo de pelo, con vestidos y faldas tubos horrendas –A MI PARECER-, con tacos y flacas como un palo-y bueno aquí incluyo lo de la depilación- y es triste la verdad andar perdiendo el tiempo llorando y preguntándose por qué se nos demora en crecer el pelo o en andar depilándonos y lo veo reflejado en mi -que sufro día a día de por qué no nací con los genes de no engordar-, en mis amigas, en mis compañeras y en la mayoría de las jóvenes chilenas, cada una es linda a su manera, con su estilo, con su corte de pelo, con su contextura de cuerpo y sus cañones al aire.

¿Ven que tenía un trasfondo más amplió? Pucha ojalá les haya gustado y si no apedréenme, es un país e internet libre, disfruten a concho la semana santa, que Jesús murió por todos losotros $$ BENDICIONES $$.


No hay comentarios :

Publicar un comentario