PET SOCIETY: UNA BENDICIÓN


Por Sebastián Briceño (@sebaasbrize)
30/06/14

Pet Society fue el juego que realmente marcó el 2009. El título estrella de Playfish dio que hablar por los lolos de la época y fue hasta idolatrado por los mismos. SIEMPRE EN NUESTRO CORAZÓN. Comienza a leer el post presionando "sigue leyendo".

Me hice un Facebook el 2009, cuando todos mis amigos habían dejado MSN ya que se encontraba en una gran crisis y pedía a gritos el suicidio.

Me acuerdo que para mi el feis significaba solo una cuestión: JUEGOS. Siempre jugaba y no pescaba lo que la gente me publicaba, también hacia encuestas tontas como quién quería que se muriera y una vez elegi a Don Francisco. Lo pasaba chancho hasta que descubrí a mi mayor perdición: PET SOCIETY, un juego que era como el sims y pero de mascotas y había que cuidarla porque sino lo bañabai se le ponian moscas, obviamente le tenía que dar una vida digna y decente, sobre todo ligada al opus dei y fuera de la drogadicción.

"El PET" se convirtió rápidamente en la adicción de los lolos de la época y hubo un tiempo en el cual TODOS LO JUGABAN, hasta mis profes que tenia de amigos (no me juzguen pero hablaban mucho conmigo). No sé qué era lo realmente adictivo, pero sin duda alguna estábamos todos muy chochos. A veces pienso que por el hecho de ser tu mascota personal teniai el gran deber de cuidarla y comprarle ropa, que la casa que tuviera se viera lo mejor posible y por sobre todo que comiera bien.

Mi mascota se llama Steve porque como pueden saber, era un poco fanático de Apple y tenía un iPod. Le compraba ropa de señor aka trajes caros, sombreros y zapatos. Gracias a mi gran estado económico le pude dar todo lo que quiso, hasta un hogar con dos pisos. Tenía un baño la zorra y una sala de arte llena de cuadros; la infraestructura de la casa era envidiada por todos los vecinos. La cocina era de otro planeta, habían varias mesas para comerse un pastel ahí mismo, además contaba con televisores y cosas para colgar los utensilios, mal llamados por el pueblo "servicios".

Este no era Steve, saqué de Google la imagen, pero era parecido (obviamente se vestía mejor).

Igual la cosa era competir por el primer lugar porque existía un ranking interno, en donde los lugares era destacados abajo del juego. Debíamos ser competitivos y tener el valor de superarnos día a día, ya que a nadie le gustaba estar fuera de los 10 primeros. Puedo decir orgullosamente que figuraba dentro del top 5, el primer lugar lo obtenía un compañero que era muy apasionado jugando porque vivía en el vicio, era adicto y nunca se trató como correspondía.

Este juego lo era todo para mi, le dedicaba muchos estados y quiero que sean participes de algunos de ellos (hay algunos que no tienen nada que ver con el tema pero no importa, al menos son mundialeros):


Como pueden ver, el fanatismo era infinito, Steve un empresario fornido y las salas pan de cada día. Sin duda alguna el PET fue un gran juego que me marcó cantidades. Fui parte de una generación que disfrutó de Restaurant City, Mafia Wars, Ninja Saga y tantos otros títulos legendarios olvidados por nuestra edad; cuando crecimos los abandonamos y algunos de ellos tuvieron que ser cerrados. Ya nadie juega tanto como cuando nosotros algún día, lo hicimos. RESPETO PARA PET SOCIETY Y TODOS LOS JUEGOS DE PLAYFISH

BONUS TRACK:

No hay comentarios :

Publicar un comentario