El estilo de Lily Collins


Por Constanza Pizarro (@milkdientes)
03/08/14

Nunca había oído hablar de Lily Collins hasta en el 2012. Era fin de verano y me había comprado una Seventeen –Perdón Dior- en el aeropuerto de Santiago, ya que sabía que me iba a aburrir durante esos 50 minutos aproximadamente de vuelo hacia Conce. La cosa es que lo primero que veo en la portada son a ella y a sus enormes cejas -están demás que decir que son muy hermosas y a los 15 años en ese entonces me moría de envidia por ellas-. Lo primero que hago es abrir la revista en la parte de su entrevista y vaya que su vida era bacán. De partida es hija del músico Phil Collins –si no lo cachan es el que canta las canciones que aparecen en Tarzán y Tierra de Osos-, escribía en una columna para la versión británica de la revista Elle Girl, hablaba sin ningún miedo con los peces gordos de la industria y había modelado para la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid –antiguamente nombrada como Cibeles Madrid Fashion Week- del 2011 solo midiendo 1,65. También hablaba en la entrevista sobre su lápiz labial favorito y que era una amante de la moda.

Lo de “amante de la moda” no se lo creía mucho, ya que después me puse a buscar su street style en Google y no le encontraba ningún llobri, pensaba que se vestía como la mayoría de las adolescentes famosas de Hollywood o como yo suelo llamarlas, “fashionistas wannabe”.

Pero un día del año pasado estaba viendo Fashion Police y de la nada muestran a una diosa usando una tenida entera de la colección Resort 2014 de Maxime Simoëns, unas botas de Christian Louboutin sobre las rodillas y para finalizar el look, unos labios bien burdeos. Sinceramente quedé en shock, sobre todo cuando me fije que, para mi sorpresa, era nada más y nada menos que la Lily Collins. 


Yo cacho que le llegó el estilo cuando se cortó el pelo, ya que la actriz de 25 años ahora está cada vez más abierta a las nuevas tendencias, usando abrigos oversize, chaquetas de cortes rectos, alguna prenda vintage, estampados atrevidos, pero eso sí, siempre aplica una de las reglas básicas del buen estilo, menos es más.




Cuando ya está en eventos para promocionar sus películas, la protagonista de Cazadores de Sombras aplica la misma regla mencionada anteriormente y siempre usando como sello sus labios rojos o en tonos nude y obviamente sus cejas bien regias pos niña.


Ya en la red carpet es más wild. Por ejemplo para la Vanity Fair Oscar Party del 2013 usó un vestido azul de Zuhair Murad y pucha que se veía como una goddess, superando por lejos el look que había lucido en el mismo evento el año 2012, en donde ahí se puso como cualquier cosa. También le encanta usar vestidos traslúcidos o con algún corte loco por ahí.


Collins ha aparecido en muchas portadas de revistas. Ha aparecido en la portada de Glamour tanto de la versión británica como americana y española, también para la Elle Magazine de Canadá, Marie Claire y la Teen Vogue, cachen po, pero la más sorprendente es cuando apareció en la portada de la revista Tatler, en donde sale con un look a lo Audrey Herpburn.


No sé, en mi opinión aún le falta más a la Lily para denominarla fashionista total o para decirle “HUEONA DAME TU CLOSET POR FA”, pero encuentro que cada vez está logrando definir más su estilo. Solo me queda por decir que pucha Lily, erís una diosa y atrévete más po, SALUDOS A TUS CEJAS.

No hay comentarios :

Publicar un comentario