Interpol volvió, y volvió mejor que nunca


Por Antonella Lauriani (@alauriani)
02/09/14

El trío neoyorkino compuesto por Paul Banks, Daniel Kessler y Sam Fogarino había pasado por un periodo medio oscuro y poco exitoso con su último disco Interpol, lanzado el año 2010. Y a decir verdad, a estos lolos les había tocado pesado. Su célebre bajista, que siempre le dio ese toque tan característico a la banda con sus excéntricos y sombríos acordes había renunciado definitivamente, lo que los dejaba en una época media incierta, en especial en las presentaciones en vivo y en la gira del álbum mencionado. Además el homónimo lanzado no tuvo el éxito que esperaban, ya que siendo sinceros no tenía ese qué se yo tan representativo que poseían los ejemplares anteriores. Eran muchas canciones (en exceso, casi síndrome Reflektor, en el que 4 de ellas suenan iguales), y no existía cohesión. El álbum avanzaba sin ritmo u orden, las letras e instrumentos sonaban medios flojitos y sin demasiada concordancia entre ellos, y creo que lo único rescatable fueron un par de canciones, como el single “Lights”. Porque no nos hagamos los hueones, Interpol siempre ha tenido ese mágico don para la elección de sencillos, por mucho que el álbum no haya calentado tanto los motores de la fanaticada.

Se veía todo negro pa’ estos cabros. Tan negro que tuvieron que pasar 4 años en el periodo de creación y grabación del último material, pero aquel tiempo valió la pena. Las señales de que la banda había vuelto con un toque energético y Antics fueron bastante claras con el primer sencillo de El Pintor (anagrama de Interpol, para que no se pasen rollos de que estos jóvenes se fueron en la volá poética y españolísima. Es más sencillo de lo que parece), All the Rage Back Home, y la filtración de las presentaciones en vivo de las canciones Anywhere y Ancient ways. Aquellos temas demostraron que lo que se venía era de calidad, que le habían puesto todas las energías al proyecto y que la creatividad estaba a flor de piel, porque señores, suenan como nunca. Las elegidas para exhibir lo que prontamente se venía fueron las correctas. Canciones con coros pegajosos, con guitarras y una batería fuerte, pero siempre logrando la armonía correcta de los instrumentos y la voz, y con la inesperada presencia de un bajo con mucha personalidad a cargo del vocalista. Todo este hype, que a mi parecer funcionó demasiado bien, fue seguido por la filtración del disco dos semanas antes de la fecha comercial prevista. 

Con la filtración tuvimos la grata oportunidad de encontrarnos frente a un disco compuesto por 10 temas iniciados por All The Rage Back Home, el primer single de El Pintor, que ya cuenta con un video poseedor de una estética y fotografía bastante simple. Luego el álbum logra progresar con el mismo tono enérgico y Antics, con My Desire y Anywhere, para después construir un camino más tranquilo y oscuro, similar al aclamado Turn On The Bright Lights y al final, culminar con Twice as Hard, la canción más larga que presenta una peculiar coordinación entre guitarra, bajo, batería y la agónica voz de Paul Banks, despidiendo quizás, su mejor trabajo en 10 años. 

Recuerdo que una vez leí que Interpol sufría del síndrome del “one album wonder”, similar al caso de The Killers con Hot Fuss, y que nunca iban a poder lograr algo tan bueno como el Turn On…. Pero creo que este trabajo indica todo lo contrario. Logra demostrar perfectamente que las capacidades musicales y líricas de la banda nunca han estado extintas, que pudieron sobrellevar la pérdida de una de las bases más importantes del grupo, el bajo, y que pudieron volver a su esencia, eligiendo y componiendo 10 temas que logran la fluidez, conducción y calidad musical que los ha caracterizado desde sus comienzos. Solo queda esperar la gira mundial y la posible presentación en el Lollapalloza 2015, tal como lo hicieron en la versión de Chicago del presente año, en la que arrasaron con la crítica y fue considerada como una de las mejores presentaciones del evento. Mis felicitaciones para los chicuelos, que nunca han dejado de sorprender al mercado musical.

Recomendaciones de la casa: All The Rage Back Home, Same town, New Story, Everything is Wrong, Breaker 1, Tidal wave (por lejos, la MÁS pulenta).



No hay comentarios :

Publicar un comentario